Gato Típico Chileno El Organillero
 
 

El Organillero

 
 

Cómo no recordar esa típica melodía.

Un personaje típico de los barrios de Santiago era el organillero. Se lo veía pasar con la pesada caja del organillo cargada en la espalda, bien agarrada de la ancha correa que le cruzaba el pecho. En una mano llevaba la jaula con el lorito amaestrado, y en la otra el manojo de elásticos desde donde colgaban pelotas de aserrín forradas con papeles de vivos colores.

Al llegar a una esquina cualquiera, donde sabía que aparecerían muchos niños, descargaba su instrumento, colocaba la jaula sobre él, y al poco rato comenzaba a tocar sus típicas melodías. De inmediato, como por arte de magia, de todas partes surgían los chiquillos como respondiendo a un misterioso llamado. Junto con ellos también llegaban coquetonas muchachas, quienes, con el pretexto de vigilarlos más cerca, aprovechaban de saber qué les deparaba el destino; porque ése era el importante papel de la lorita: el pajarraco asomaba su cabeza por entre los barrotes y con su pico pescaba uno de los papelitos del pequeño cajón que se habría bajo su jaula.

Cuando el negocio comenzó a decaer, los organilleros introdujeron nuevas atracciones en su oficio. El más común era un mono tití, al cual vestían con diminutas ropas humanas, y que reemplazaba al lorito con sus gracias y piruetas.

Hoy los organilleros forman un gremio organizado, cuyo trabajo responde a criterios artísticos y técnicos y es concebido por ellos como un oficio digno, que forma parte del patrimonio cultural vivo y del folclor popular chileno. Su número ha crecido en los últimos años, de la mano de la restauración y de la fabricación de organillos hechos íntegramente en nuestro país.

 

Comparte esta publicación

 

COMENTARIOS

 
 

alicia leiva guajardo.
16 Oct, 2012

como no disfrutarlos si los organilleros son tan nuestros.Recuerdo que me compraban mis papas sus pelotas de colores que colgaban de un elastico,mi mama recibia el papelito de la suerte que entregaba el lorito.hoy disfrutarlos y mi niñez recordar.

julio humberto vargas
18 Jul, 2012

como no me voy a recordar al organillero con su linda música que nos traía mucha alegria junto a mi familia y amigo que todo están alla en chile que mucho los recuerdo pero paso la pena con tipico gato negro.