CHILE, PAÍS DE POETAS | Vino Gato
 
 

CHILE, PAÍS DE POETAS

 
 

Este 21 de Marzo se celebra internacionalmente el día de la poesía y en nuestro país tenemos exponentes de sobra para celebrar.

PABLO NERUDA

Conocido por todos, nuestro premio Nobel demuestra al resto del mundo la fertilidad poética chilena. Usando el amor y el activismo político como tema central de sus obras, las letras nerudianas están llenas de metáforas que a veces no tratan de ser entendidas en su literalidad sino que es el sonido de las palabras las que entran como un mensaje subliminal a cerrar el sentido de la emoción expuesta. En Gato recordamos siempre a nuestro poeta de exportación cuya obra más popular es Veinte Poemas de Amor una Canción Desesperada.

GABRIELA MISTRAL

¡Otra chilena de exportación es otro premio Nobel! Pero si le avisamos que este país está escrito con poesía, no podía faltar una mujer brillante y sensible. Del Valle del Elqui para el resto del mundo, Desolación y Tala son de sus obras más importantes. La delicadeza de su pluma permea punzante en lo más hondo de las emociones. Vacío, miedo, amor y desamor, un poco de temor e incluso danzas infantiles marcan el trabajo de esta poetisa que además fue diplomática y profesora.

NICANOR PARRA

Vivió más de 100 años y dejó un legado para doscientos más. Logró el premio Cervantes, el llamado Nobel de la lengua hispana por su trabajo deconstruyendo el verso y agregando humor a sus palabras. Es el precursor de la antipoesía y autor favorito de muchos escritores consagrados. Nicanor juega con las palabras y ritmos casi con habilidad milimétrica probablemente extraído de sus estudios, pues él fue matemático y físico. Una de sus frases más célebres es: Hay dos panes. Usted se come dos. Yo ninguno. Consumo promedio: un pan por persona.

GONZALO ROJAS

Con un estilo más erótico, Rojas fue un poeta nacido en Lebu el 1916 y fallecido en Santiago el 25 de abril de 2011. Fue colaborador del diario El Tarapacá de Iquique, ofreciendo a través de sus páginas sus primeros versos, además, desempeñó la docencia en varias universidades, así como en las minas de Atacama, donde sus alumnos eran trabajadores humildes. Durante un tiempo, se unió al grupo Mandrágora de escritores surrealistas, a pesar de no considerarse perteneciente a dicho movimiento. Escribió más de cincuenta obras entre las que destacamos «¿Qué se ama cuando se ama?», «Latín y Jazz» y «Las sílabas». Cabe mencionar que sus poesías han sido traducidas a muchos idiomas y que le merecieron premios tales como el Nacional de Literatura de Chile, el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana y el Octavio Paz de México.

MARÍA MONVEL

Es el seudónimo de Tilda Brito Letelier quien en palabras de Gabriela Mistral fue «La mejor poetisa de Chile, pero más que eso: una de las grandes poetisas de América, por la riqueza de su temperamento y espontaneidad».  Las temáticas del amor, la pasión y la belleza espiritual se destacan por sobre otros tópicos, reflejando los intereses de una escritura incipiente. Estos textos delicados, sensibles, algunos alegres y entusiastas y otros más dolorosos evidencian el aprendizaje de una escritora que se iniciaba y que se estaba familiarizando con el lenguaje. Es esa escritura más rápida pero no por eso menos intensa, donde nos identificamos desde el primer verso con la artista.

VIOLETA PARRA

Y si pensamos en artistas intensas en nuestro país, no podía faltar la multifacética Violeta. La calidad de sus canciones es la calidad de sus letras. Violeta poetisa escarba en su desamor y miedo a estar sola que ha seguido su trabajo, intercalados con luminosos poemas sobre el encanto de vivir el momento presente disfrutando la naturaleza a su alrededor.

RAÚL ZURITA

Este ingeniero civil recibió el Premio Nacional de Literatura el año 2000. Zurita es uno de los poetas chilenos que se ha vuelto imprescindible en el desarrollo de la literatura latinoamericana de las últimas décadas. Su obra está marcado por la dictadura militar chilena, convirtiendo su poesía en un canto al horror, el amor y la libertad. En su búsqueda creativa realizó una serie de performances como arrojarse amoniaco a los ojos o quemar sus mejillas con fierros ardientes, además de escribir poemas en los cielos (con humos de los aviones), tratando de sobrepasar el concepto tradicional de literatura, acercándose a un arte total.

Estos son algunos de los poetas y poetisas más conocidos, pero sin duda nos quedan decenas por descubrir. Con Gato te invitamos a tener un momento leyendo un poema con una copa de vino tinto al lado, hasta que los versos ardan.

 

Comparte esta publicación

 

COMENTARIOS





...