La Fonda | Vino Gato
 
 

La Fonda

 
 

Porque un 18 sin ir a una, no es 18.

La fonda en Chile es un local que se construye durante las fiestas patrias en septiembre, donde se proporcionan alimentos, bebidas, juegos típicos, bailes, venta de accesorios relacionados con el país, y mucho más.

Nacen de las primeras celebraciones de la independencia en el siglo XIX y se establecían en terrenos abiertos o en sitios más o menos privados. Allí se reunían en los días festivos para gozar extraordinariamente, haraganear, comer buñuelos fritos en aceite, y beber diversas clases de licores, especialmente chicha, al son de una música bastante agradable de arpa, guitarra, tamborín y triángulo, que acompañaban las mujeres con canciones ya amorosas o patrióticas.

Los músicos se instalaban en carros generalmente techados con caña o paja, y tocaban sus instrumentos para atraer compradores a las mesas cubiertas con tortas, licores, flores, etc., que los parroquianos compraban para su propio consumo o para las mozas a las cuales deseaban agradar.

Antes y después de que comenzaran a festejarse las Fiestas Patrias, las fondas y chinganas se realizaban para todo evento que ameritara una gran celebración. «Algunos autores coinciden en que las chinganas eran el fin último de todo espectáculo o diversión en que participaba el mundo popular», escribe Paulina Peralta en el libro «¡Chile tiene fiesta!».

Aunque la cueca tuvo un desarrollo fuera de las fondas y chinganas, estos espacios ayudaron a masificarla y cultivarla en gran medida. Esto, hasta que irrumpió la música tropical: los populares ritmos del mambo, el chachachá y la cumbia le quitaron gran espacio y llegaron incluso a reemplazarla desde mediados del siglo XX.

Las más famosas son la La Yein Fonda, iniciada por el grupo nacional Los Tres en 1998. Además está La Grandiosa Bertita, denominada por años como la «fonda oficial» y realizada en el Parque O’Higgins.

 

Comparte esta publicación

 

COMENTARIOS





...