Pescado y vino blanco | Vino Gato
 
 

Pescado y vino blanco

 
 

El maridaje es el arte de combinar o “casar” un determinado plato con el vino que potencie el sabor de la comida o bien, que puedan ser disfrutados sin que ninguno interfiera en el aroma del otro.

Y entonces ¿Por qué el pescado siempre se tiene que maridar con vino blanco? Pues, primero que todo comadrita, compadrito, déjeme decirle que con tinto también se puede.

Según un estudio realizado hace algunos años por un grupo de científicos japoneses, quedó demostrado que a mayor contenido de hierro en el vino, peor sabor en la boca dejaba al acompañarlo con pescado. Esto es porque el hierro acentúa e intensifica el sabor del pescado que se queda en las papilas gustativas produciendo un sabor metálico muy desagradable y en general, el vino tinto contiene mucha cantidad de este mineral, y por el contrario, el blanco casi carece de él. Pero no seamos estrictos, un vino tinto tiene bajo contenido en hierro, como es el caso de los vinos jóvenes, puede acompañar perfectamente al pescado.

Por otro lado, las carnes blancas como el pollo y el pavo se pueden acompañar con un delicioso vino blanco, pues estas carnes presentan un sabor tan ligero y suave que harían que un vino tinto con intensidad y cuerpo les elimine mucho sabor debido a los taninos – esa sensación de aspereza- presentes en ellos.

¿Ya ve? ¡Las reglas están para romperlas! Si quiere irse a la segura en todo caso, siga la tradición y maride su pescado favorito con su Gato Premium Sauvignon Blanc.

 

Comparte esta publicación

 

COMENTARIOS





...
 
 

Anibal Jerez
12 Abr, 2017

El vino blanco se sirve helado lo que hace que las papilas gustativas sientan más suave el fuerte sabor a los productos del mar. Es correcto?