Tomás González | Vino Gato
 
 

Tomás González

 
 

Feliz Cumpleaños Tomás, que los cumplas feliz ♪

Hoy saludamos en su cumpleaños a un típico Chileno que no se dejó vencer por los obstáculo de la vida: Tomás González.
Un joven que desde los 10 años se vio enfrentado a la ruda opinión de entrenadores, pero que pudo enfrentarla con su tesón y el apoyo de su familia.

Sus éxitos partieron en 2004 , con un bronce en la Copa Mundial de La Serena. Después repitió bronce en Moscú 2006, plata y bronce en los Panamericanos de Río, oro en Glasgow, plata en Barcelona (2008), plata en Düsseldorf 2009 y en 2010 fue campeón del mundo en salto, en 2011 fue doble oro en París y alcanzó el número uno en salto y suelo.

En 2008, con 22 años, se frustró su deseo de ir a los Juegos de Beijing, donde creía podía haber alcanzado las finales en salto y suelo. Pero el ingreso privilegiaba a los equipos y eran muy pocos los cupos para individuales, para los que además se consideraba el all around, que por esos días no era su fuerte. Tampoco pudo acceder a un wild card, ya que la siempre cuestionada federación no hizo los movimientos adecuados. «Si mis dirigentes hubiesen querido que fuera a los Juegos, habría estado en Beijing», reclamaba en esa época.

González llegó a la final del Campeonato Mundial de Gimnasia en el 2009, donde obtuvo el séptimo lugar. Tras su participación, la federación de Gimnasia no inscribió al gimnasta en la Copa del Mundo en Stuttgart, debido a un supuesto «olvido».

Su historia llamó la atención del particular empresario Leonardo Farkas, que en 2009 pagó $ 80 millones en comprar lo necesario para que el gimnasta pueda entrenar en Chile y le pidió una presea para los Juegos 2012.

En esa oportunidad, González llegó a la oficina de Farkas y en el computador del empresario busca por internet lo que necesita. Ya en el sitio web, y con los implementos elegidos, Farkas tomó asiento y se puso a comprar anillas, potro, suelo, paralelas, caballete, trampolín, más pisos y colchonetas.

Y así fue que la confianza en este deportista chileno no fue en vano, este año nos ha sorprendido en todos los niveles. Primero con su clasificación en la final de los JJOO 2012, donde todos los chilenos estuvimos entregándole la mejor energía para sus saltos, y vimos un desempeño excelente. Después, en la final, todos nos pusimos el famoso «bigote» en señal de apoyo, no nos dejó e sorprender con un salto increíble que lo llevó al 4° lugar del increíble evento realizado en Inglaterra.

Te saludamos hoy Tomás, te entregamos la mejores vibras para lo que se venga y te agradecemos por todas las alegrías que has entregado a nuestro querido País ¡Salud!

 

Comparte esta publicación

 

COMENTARIOS





...